Cochinillo Asado, tradición y salud

Cochinillo asado en horno de leña de encina es sinónimo de tradición y salud. Es la propuesta culinaria para cerrar el invierno y esperar la llegada de la primavera en la Sierra de Guadarrama. Una época en donde los días comienzan a ser más largos y visitar una localidad con el patrimonio histórico y arquitectónico de San Lorenzo de El Escorial puede ser una opción muy a tener en cuenta para pasar un día diferente, combinando historia y gastronomía de alto nivel.

Cochinillo Asado, tradición y salud

Comer en un restaurante de San Lorenzo de El Escorial este manjar de origen segoviano y que se ha convertido en una referencia en amplias zonas de Castilla y la Sierra de Madrid, espacio geográfico muy vinculado al alfoz segoviano desde hace siglos, es un plan perfecto. Es una apuesta segura para disfrutar de un gran día en familia o con un grupo de amigos. Pero también de comer un plato con unas propiedades muy beneficiosas para la salud. Siempre, el cochinillo asado es tradición y salud.

Carne rica en proteínas

En ese sentido, la carne de lechón es rica en proteínas de alto valor biológico. Algunas de ellas son: riboflavina, Vitaminas B12 y B6, tiamina , hierro, magnesio, potasio y zinc. 

Según diversos estudios, esta combinación de propiedades, convierten este tipo de carne en un producto de fácil digestión y que regula la actividad hormonal. También potencia el sistema inmunológico y la tiamina. La tiamina es vitamina B1, tiene una de sus principales virtudes la capacidad de ayudar al organismo a convertir los hidratos de carbono en energía. Y esto puede suponer un plus para deportistas o personas que realizan actividades físicas importantes. 

Dentro de los restaurantes de San Lorenzo de El Escorial o El Escorial, el Asador del Rey hace una apuesta por la tradición y la máxima calidad en la elección del producto que sirve en sus mesas. Degustar un cochinillo asado en horno de leña de encina supone conectar directamente con la labor y la tradición de los maestros asadores segovianos. 

Cochinillo asado, tradición y salud en su elaboración

El cochinillo se elabora lentamente, sin prisas, a fuego lento y empleando leña de encina, lo que le da al lechón un toque especial. El Horno, además, está situado en la entrada misma del establecimiento. A la vista de todos los comensales que quieran observar cómo se asa el cochinillo o el lechal, dos de las especialidades del establecimiento. Una inmersión en una forma de trabajar que respeta al ciento por ciento las propiedades del producto. 

La Sierra de Guadarrama es un espacio geográfico donde comer bien es norma, no la excepción. Pero si queremos subir un peldaño el nivel, apostar por un cochinillo asado, regado por un Vino de las Tierras de Castilla elaborado por el Dominio de Eguren y, además, cerrar con unos postres caseros, es una opción para apuntar en nuestra libreta de viajes. Si, además, estamos degustando un plato con las propiedades beneficiosas para la salud que tiene el cochinillo y lo hacemos en un entorno en el que, desde nuestra mesa de la terraza, podemos contemplar las cúpulas de la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, ¿qué más podemos pedir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.