Lechal asado, fuente de salud.

Si quisiéramos combinar conceptos como historia, tradición, plato exquisito, cocina, horno de leña, y alimentación saludable. Todos los caminos nos llevan en una misma dirección: cordero asado, un manjar que forma parte del acervo cultural de regiones como Castilla y León. De siempre, lechal asado es fuente de salud.

No sólo estamos hablando de un plato tradicional, cargado de historia que hunde sus raíces en los siglos que conformaron la Edad Media en Castilla. Tiempos de promisión, de cañadas reales, de caminos camineros y mundos por descubrir. El lechal asado es mucho más que eso. Es un alimento sostenible, que fija población en el medio rural y que, además, su consumo tiene propiedades muy beneficiosas para la salud. 

Asador del Rey, mucho más que un asador: Lechal asado, fuente de salud

Estamos hablando de un plato que pone en valor la gastronomía española. Y, que además, es una delicia degustar asado en horno de leña y siendo elaborado en cazuela de barro. Degustarlo en un restaurante en San Lorenzo de El Escorial como pueda ser el Asador del Rey y hacerlo sin prisas, es un placer que lleva aparejado un plus de cuidado de la salud. 

Lechal asado, fuente de salud única

El lechal asado es un alimento rico en proteínas de alto valor ecológico y con un importante contenido de aminoácidos esenciales. ¿Qué quiere decir esto? Los aminoácidos esenciales son aquellos que no pueden ser generados por el cuerpo, por lo que deben ser aportados por la dieta.

La carne del cordero también aporta otras características como el Hierro, que combate la aparición de la anemia o el Potasio. Y que, también, tiene propiedades positivas en el cuidado del sistema nervioso. 

Junto al Hierro y el Potasio, el cordero tiene una importante aporte de Vitaminas del Grupo B (B1,B2,B3,B6 Y B12) que producen también efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular. También incorpora grasas naturales los ácidos linoleicos conjugados que no tienen efectos perjudiciales para la salud y que son conocidas con el nombre de alimentos funcionales. Éstas, tienen propiedades para la prevención del cáncer, la atenuación de la ateroesclorosis y las recaídas alérgicas. Todo esto hace del lechal asado, fuente de salud.

En todo caso estamos ante un alimento sabroso y natural. Ideal para compartir mesa y mantel con la familia o un grupo de amigos. O para comer en un restaurante con tradición y que cuide al máximo al producto en todas sus facetas, con una trazabilidad demostrada. 

Asador del Rey, la mejor opción

En ese sentido, es una gran opción el Asador del Rey. Éste es un restaurante de San Lorenzo de El Escorial que elabora el lechal asado tal como se viene haciendo en Castilla desde hacer siglos. Entrar por su puerta y echar un vistazo a su horno, alimentado con leña de encina, es contemplar una foto fija en el tiempo cargada de historia. Comer en San Lorenzo de El Escorial, a un tiro de piedra de las cúpulas del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, un lechal asado, regado con buen vino. Y disfrutar de una tertulia sin prisas, es un regalo para los cinco sentidos que no debemos desdeñar en los tiempos que corren.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.